El Cine de Terror, La evolución del Suspenso

El género de terror se ha convertido con el pasar de los años en una de las modalidades más utilizadas y productivas de las grandes empresas cinematográficas a nivel mundial, las cuales nos han deleitado con grandes producciones llenas de sangre, suspenso y miedo, capaces de hacernos experimentar nuestros mas recónditos sentimientos de temor.

Las primeras cintas denominadas de terror, se registraron a principios del  año de 1910 y la más conocida fue rodada por J. Searle Dawley para los Studios Edison, y la misma se trato de una adaptación para el cine mudo del mito de Frankestein, la cual causo gran conmoción y revuelo para ese tiempo debido a las escalofriantes escenificaciones que en ella se desarrollaban, las cuales resultaban toda un innovación para la época. Posteriormente se desarrollarían otras producciones de iguales características como El Gólem de Paul Wegener (1915), Nosferatu de F. W. Murnau (1922) la cual represento la primera cinta conocida de vampiros y resucitados, El Jorobado de Notre Dame de Wallace Worsley (1923), y el famoso Fantasma de la Ópera de Rupert Julian (1925).

Con el pasar de los años, este genero desarrollo diversas etapas significativas que marcaron pauta en el cine mundial, tras la llegada de una amplia gama de escritores y productores que le dieron un vuelco total a las ya conocidas historias de vampiros, muertos vivientes o hombres lobo, agregando a esta amplia gama una serie de terroríficos y espeluznantes relatos de sangrientos asesinos y seres del mas allá como Freddy Kruegger de Pesadilla en la calle del infierno de Wes Craven, Jason Voorhees de Viernes 13 dirigida y producida magistralmente por Sean S. Cunningham, la espeluznante historia de El Exorcista protagonizada por Linda Blair dirigida por el realizador William Friedkin, sobre un guion escrito por William Peter Blatty o las conocidas producciones basadas en novelas de Stephen King como El Resplandor, Carrie y La Niebla entre otras, o las cuales generaron un increíble impacto en sus respectivos estrenos en los seguidores del cine de terror.

En la actualidad, este género ha sufrido grandes cambios surgidos con la llegada de la tecnología y los efectos especiales, repercutiendo de manera directa en las historias y los rodajes de las películas en las que son incorporadas de manera especial formatos innovadores que de una u otra forma contribuyen con un mejor desarrollo de las mismas, llevándolas a un nivel nunca antes imaginado.